Chernóbil, el infierno nuclear que produjo el peor desastre de la guerra fría

El desastre de Chernóbil​ fue un accidente nuclear ocurrido entre el 25 y 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin.

La central se ubicaba en el norte de la actual Ucrania, que en ese momento pertenecía a la URSS,

Para ser más precisos ocurrió a 18 km de la ciudad de Chernóbil y a 17 km de la frontera con Bielorrusia.

Se le considera el peor accidente nuclear de la historia, y junto con el accidente de Fukushima I en Japón en 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

Está incluido entre los peores desastres ambientales de la historia.

chernobyl

Como se produjo el desastre de Chernóbil

Las causas del accidente de Chernóbil son objeto de controversia incluso en la actualidad.

La teoría principal se basa en que desde el día anterior se venía realizando una prueba que requería reducir la potencia de los generadores

Esto produjo desequilibrios en la central, más específicamente en el reactor4.

Este fallo produjo el sobrecalentamiento descontrolado del núcleo del reactor nuclear.

Se produjeron explosiones sucesivas, seguidas de un grave incendio generalizado que se extendió velozmente por toda la central nuclear.

Las grandes explosiones producidas volaron las tapas del reactor de unas 1200 toneladas y expulsaron grandes cantidades de materiales radiactivos a la atmósfera.

Se formo una gran nube radiactiva que se extendió con facilidad al resto de Europa y América del Norte.

Prypyat y el accidente nuclear

Efectos del grave desastre de Chernóbil

La cantidad tóxicos como pueden ser el dióxido de uranio o los carburos de boro, las aleaciones de circonio y grafito expulsados… se estimó que fue unas 500 veces mayor que la que fue liberada por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945.

La repercusión en vidas humanas fue la muerte de 31 personas en las siguientes dos semanas.

Esto llevó al Gobierno de la Unión Soviética a la evacuación de urgencia de casi 116 000 personas

El desastre de Chernóbil trajo una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa central y oriental que rodeaban o se acercaban al lugar del origen del suceso.

Como podemos prever las consecuencias mayores fueron en el ámbito medioambiental.

La zona fue mermada de vida siendo solamente un yermo paraje de tóxicos y muerte.

el sarcofago de chernobyl

Rehabilitación de la zona cercana a la explosión nuclear

Tiempo después del desastroso accidente nuclear, se inició un proceso masivo para su descontaminación.

Cerca de 600 000 personas denominadas liquidadores trabajaban en la descontaminación de las zonas circundantes al lugar del accidente.

Se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear donde sucedió el desastre nuclear que aún sigue vigente.

Cerca de 5 000 000 de personas vivieron en áreas contaminadas y 400 000 en áreas gravemente contaminadas.

Hasta el día de hoy no existen trabajos concluyentes sobre la incidencia real, y no teórica, de este accidente en la mortalidad de la población y en la contaminación ambiental producida.

El incidente, tan rodeado de secretos desconocidos todavía, fue un momento decisivo tanto en la Guerra Fría como en la historia de la energía nuclear. Una treintena de años después, los científicos estiman que la zona circundante de la antigua central no será habitable hasta dentro de 20.000 años.

La zona nuclear en la actualidad

Como ya venimos comentando, más de tres décadas después del desastre nuclear de Chernóbil, en Ucrania, todavía las vacas que pastan lejos del lugar del accidente aún producen leche con peligrosos niveles de radiación.

el desastre nuclear de chernobyl

Las personas la beben y el problema podría persistir durante décadas, reportan los investigadores de la zona.

El principal peligro ahora proviene de un isótopo, el cesio-137, que es biopersistente y se acumula en la vegetación que luego consumen los rumiantes.

En torno a las afecciones humanas el recuento final de fallecidos por el desastre de Chernóbil está sujeto a especulaciones por los efectos a largo plazo de la radiación.

Varía entre los 9.000 estimados por la OMS hasta los posibles 90.000 que estima Greenpeace.

 

Más: Desastres ambientales.