El hundimiento del Prestige, un infierno en el fin del mundo

La costa de la muerte se encuentra en el extremo occidental de España, en tierras gallegas y su nombre evoca a antiguas leyendas marinas y de fuertes tempestades.

Si en la edad media se la consideraba el fin del mundo o “Finisterra” en la actualidad acoge a una de las mayores industrias pesqueras de occidente de Europa.

El Prestige un petrolero monocasco con una eslora de unos 245m luchaba contra un mar infernal.

Corría el año 2002 y el buque luchaba contra un fuerte temporal desde hacía semanas.

Estaban a punto de entrar en el corredor de la costa de la muerte cuando llegaron noticias de que el clima iba a empeorar aún más.

Una tripulación inexperta no pudo ganar a un temporal desolador por lo que el barco se fue a pique.

Las primeras horas tras el desastre del Prestige

El buque se encontraba escorado y era azotado por olas de 8 y 10 metros se da por perdido.

El temporal hace que los equipos de salvamento corran un riesgo enorme.

el accidente maritimo del prestige

Pilotar los helicópteros era casi imposible y con las máquinas del Prestige paradas, el barco es un juguete a merced de las olas y el temporal.

En medio de la tormenta cuatro remolcadores españoles se dirigen al rescate y cuando cae la noche se comienzan los intentos de remolcar al petrolero.

El estado del mar es infernal y los cables que tienden los remolcadores se parten continuamente mientras el barco se acerca cada vez a mayor velocidad a las costas gallegas.

Al amanecer se observa una gran mancha de fuel y el riesgo de que el Prestige se parta.

Algunos decían: «Probablemente el fuel no toque la costa gallega”

El desastre del Prestige en las costas gallegas 

El capitán del Prestige se ve inundado y solicita su rescate al verse incapaz de controlar la situación.

Al llegar a Tierra varias patrullas de la Guardia Civil le esperan por desobediencia en el rescate y se le acusa de un delito contra el medio ambiente.

Arranca un proceso judicial que aún continúa.

La atención internacional se empieza a fijar en una tragedia medioambiental inevitable.

24 horas más tarde el fuel llega a la costa y en tan sólo unas horas, 40 km de las playas gallegas reciben toneladas de residuos de petróleo bautizados “chapapote”

La grieta del Prestige no paraba de aumentar y cada vez llegaba más fuel a la costa.

El desastre en galicia

Ante la mirada atenta de las fragatas del ejército portugués que impiden que el chapapote avance hacia sus costas, el Prestige se parte definitivamente y se hunde

Se liberan así miles de toneladas de fuel que alberga el tanque central.

Consecuencias del hundimiento del petrolero

La parte afectada de la costa no solo tenía gran importancia ecológica (como es el caso de las Rías Baixas), sino también una notable industria pesquera.

Muchos organismos de la zona murieron envenenados, las gaviotas aparecían cubiertas de chapapote en imágenes realmente desoladoras, los peces aparecían en las playas en centenares…

El 2 de enero de 2003, las grandes manchas de combustible estaban a 50 km de la costa, pero no tardaron en alcanzar las costas gallegas, originando uno de los desastres ambientales más duros de la historia de España y la zona Atlántica.

Si hubiera existido una legislación como la de los otros países de la UE se habría evitado la magnitud de la catástrofe ecológica ya que los barcos petroleros monocasco no están permitidos en sus costas.

Cabe destacar que en esa zona se hundieron anteriormente tres petroleros y no se legisló a pesar del riesgo.

el hundimiento del petrolero

Como resumen, el hundimiento del Prestige trajo consigo:

  • 63.000 toneladas de fuel vertidas
  • 1.137 playas contaminadas
  • 2.980 kilómetros de litoral costero afectados
  • Más de 200.000 aves marinas muertas.

“Lo del Prestige es para España lo que para otros países es Chernóbil (…), esto es nuestro Chernóbil particular “

 

Más: Desastres Ambientales.