Opciones de control específicas para las distintas plagas conocidas

Este artículo trata sobre las opciones de control para las diferentes plagas que pueden darse en la naturaleza.

Opciones de control de parásitos animales

Opciones de control de parásitos animales

Control de insectos

  • El pulgón:

Se pueden utilizar controles biológicos, físicos, y químicos..

La revisión frecuente de las hojas, brotes, flores, tallos ayuda a identificar infecciones tempranas.

Evite el uso excesivo de fertilizantes nitrogenados, use sólo la cantidad recomendada en la etiqueta.

Si la planta es dura, un chorro fuerte de agua barrerá el pulgón.

opciones de contol de insectos

Podar las copas densas de los árboles para reducir su hábitat

Existen enemigos naturales como las mariquitas, avispas parasitarias y crisopas, para ello minimizar el uso de insecticidas.

Opciones de control de plagas de ácaros

El purín de ortigas se puede utilizar como  repelente de ácaros (la araña roja) o como amortiguador del daño hecho por ellos.

Siempre se utiliza 1/3 de purín diluido en 2/3 de agua.

Si los ácaros invadieron la planta, aplicar cada 7 ó 10 días con un pulverizador.

Opciones de control de plagas de nematodos

La rotación de cultivos: su objetivo es reducir impedir el aumento de las densidades de población.

Fertilizantes orgánicos: contribuyen a mejorar la estructura del suelo por el aporte de nutrientes y sustratos para la multiplicación de organismos de biocontrol en el suelo disminuyendo directa o indirectamente las poblaciones de nemátodos.

Modificación de la época de la siembra y recolección del cultivo: La densidad de población de los nemátodos fluctúa con la estación climática y la edad del cultivo. La alteración de la fecha de recogida de la cosecha, realizándose antes de que se haya completado el ciclo biológico del nematodo evita su desarrollo.

opciones de control de plagas de nematodos

El manejo de los residuos vegetales consigue reducir el desarrollo de nemátodos patógenos, también el cultivo de algunas plantas con una acción nematicida, como pueden ser el Tagete y la Plegetta.

El uso de plantas  resistentes a los nemátodos en cultivos tanto anuales como perennes constituye un método ideal para mantener bajas a las poblaciones de nemátodos fitoparásitos debido a que pueden impedir completamente su reproducción permitiendo reducir los tiempos de rotación y con ello, optimizar el uso del terreno.

Los nemátodos tienen una resistencia limitada al estrés físico. Tanto la aplicación de calor húmedo o seco pueden reducir su población.

El método de inundación en el que se produce un cúmulo de amonio y bajada de oxígeno a cero durante dos semanas, la solarización del suelo, especialmente eficaz en las zonas de elevada radiación solar y donde se alcanzan altas temperaturas al menos durante dos meses al año, son métodos con los que conseguimos una desinfestación del suelo que inactiva térmicamente o debilita muchos organismos perjudiciales para los cultivos.

La aplicación de productos químicos es el método de control más utilizado, especialmente cuando las técnicas agronómicas no reducen o suprimen el problema, pero, la aplicación de este tipo de productos químicos con actividad nematicida tiene un riesgo potencial de contaminación medioambiental elevado y pueden llegar a ser muy tóxicos tanto para agricultores como para los consumidores.

Opciones de control de moluscos: caracoles y babosas

Mediante métodos ecológicos y naturales, métodos físicos y químicos.

Usar riego por goteo para evitar el exceso de humedad o regar a primera hora de la mañana en lugar de por la noche, que es cuando los caracoles salen.

Colocar cebos o trampas para que se reúnan en ellas durante el día como tejas, piedras, cuencos, donde localizarlos y eliminarlos manualmente.

control de moluscos
control de moluscos

Airear con frecuencia la tierra para eliminar los huevos.

Recoger los caracoles y babosas en días de lluvia.

Usar un producto repelente, como el granulado de aceites esenciales contra babosas y caracoles, que con la barrera aromática que desprende, los repele.

Sembrar plantas que repelen estos animales como el romero, la lavanda, la mostaza, la salvia,  la begonia y  los geranios. Plantándolas próximas a los cultivos que sean más susceptibles del ataque de esta plaga inclusive próximo a las plántulas.

Las salamandras, sapos, lagartijas, ranas, ciempiés, escarabajos, víboras, tortugas, erizos, patos, gallinas o pájaros son los predadores naturales de los caracoles y babosas, acabando con su proliferación masiva.

Cuando la plaga de caracoles, es muy extensa se puede aplicar fosfato férrico (conocido como ferramol). El fosfato férrico, se puede utilizar eficazmente hasta en época de lluvia siendo un producto con certificado para uso en huertos ecológicos; es inocuo para el resto de los animales y se aplica al voleo los gránulos entre las plantas.

La utilización de  plaguicidas para eliminar estas plagas es suficiente con dos aplicaciones al año.

El control de miriápodos y vertebrados

En el control de los ciempiés se pueden utilizar pesticidas naturales como el ácido bórico o tierra diatomea de grado alimenticio. Los productos con piretrinas de origen vegetal exterminan los ciempiés a través del contacto y se pueden utilizar en forma de niebla o de espray.

control de animales vertebrados

El control de los milpiés incluye la retirada de escombros, el sellado de grietas en los cimientos y la creación de una barrera protectoras perimetrales.

Del mismo modo se habla de la efectividad de un insecticida de la marca Sevin®

Los daños producidos por aves más cuantiosos los producen los cuervos, cornejas y grajos, devastando los sembrados de cereales. Se combaten mediante cebos envenenados o se ahuyentan mediante sonidos o repelentes. También los gorriones en grandes bandadas pueden ocasionar pérdidas de cosechas ocasionalmente.

Los roedores serían erradicados con trampas, y pesticidas.

Opciones de control de parásitos fúngicos

En la lucha contra hongos es fundamental la prevención y control rápido.

Para los hongos que atacan las raíces, son eficaces los tratamientos químicos dirigidos al cuello de la planta o aplicados a través del riego.

Los hongos que ocasionan manchas, para combatirlos se aconsejan medidas culturales que favorezcan la aireación mediante poda y reduzcan la humedad.

Los hongos y su control

  • Utilización de semillas certificadas y plantas sanas con pasaporte fitosanitario.
  • Utilización de substratos desinfectados.
  • Eliminar restos de cosechas, en algunas ocasiones es conveniente eliminar cuello y raíces.
  • Cubrir las balsas de riego para evitar la contaminación con esporas de hongos.
  • Ventilar adecuadamente.
  • Evitar el riego excesivo.
  • Realizar podas o entutorados que favorezcan la aireación.
  • En cultivos bajo plástico, tener en cuenta una adecuada ventilación para reducir la humedad relativa.

opciones de control de hongos

En muchas ocasiones la lucha química no es un método eficaz para ciertos hongos. Los hongos del género Trichoderma se utilizan en lucha biológica ya que frenan el desarrollo de otros causantes de enfermedades en las plantas.

También algunos nematodos y bacterias pueden reducir la presencia de hongos fitopatógenos.

 Opciones de control de bacterias

  • Partir de material vegetal sano
  • Evitar la formación de heridas, caída de hojas o fruto, roces,
  • Realizar un abonado equilibrado
  • Eliminar plantas, tallos o ramas infectadas
  • Desinfectar las herramientas para evitar la transmisión
control de bacterias patogenas
Control de bacterias patogenas

 Formas de control de virus

Los virus modifican la producción normal de proteínas en la planta y las sustituyen por las que ellos necesitan.

Esto imposibilita la utilización de tratamientos químicos contra los virus, pues también quedarían afectadas las células de la planta infectada.

Por ello necesiamos tomar otras medidas:

  • Partir de plantas resistentes o tolerantes a los virus
  • Evitar la presencia de los organismos vectores
  • Eliminación de las plantas y semillas infectados
  • Desinfectar las herramientas y las manos, para evitar transmisión la transmisión por contacto

Opciones de control en plantas fanerógamas

fanerogamas parasitarias

Su control se produce mediante:

  • Podas cuidadosas
  • Manteniendo una zona de seguridad con escardas manuales
  • Arrancando la planta entorno a los árboles a proteger.

Control de malas hierbas

Gramíneas y  ciperáceas, son de hoja estrecha.

Para combatirlas es aconsejable utilizar herbicidas sistémicos.

Las amapolas tienen la hoja ancha.

control de malas hierbas

Las yemas de crecimiento no presentan apenas protección, lo que las hace vulnerables y sensibles a la acción de los herbicidas, siendo en este caso los de contacto los más adecuados para combatirlas.

libro de cuiudado de plantas

Cómpralo AQUÍ

Volver a plagas.