La economía circular, una crítica a las grandes empresas.

La economía circular es un modelo de economía que se desliga del actual consumismo que sufrimos en la sociedad actual sobre todo en los países occidentales.

El capitalismo extremo y la obsolescencia programada de muchos productos implica una generación de residuos altísima y un consumo excesivo de los recursos naturales.

Los principios de la economía circular

La economía circular intenta paliar esta situación incentivando la reutilización de productos y un reciclaje más enfocado en volver a dar un uso a la mayoría de las piezas de dichos productos.

El actual modelo económico opera en un uso lineal de los productos.

Una vez terminada su vida útil son desechados sin miramientos.

economia verde

La economía circular propone en contraposición un alargamiento de la vida útil de muchos productos.

Esto ocurre debido a que para lo que unos es un desecho para otros es una fuente potencial aún de mucha utilidad.

Una de las ventajas de la economía circular es la generación de nuevos puestos de trabajo haciendo que el ciclo continuo de los productos se lleve a cabo de una manera más correcta y sostenible.

Ejemplos de productos mal reutilizados

Uno de los principales ejemplos es la telefonía móvil.

En los países con un mayor desarrollo existen muchas personas que poseen varios teléfonos móviles en sus cajones cogiendo polvo.

El papel de los móviles en la economía circular
El papel de los móviles en la economía circular

Esto se debe a que muchos de esos productos se quedan obsoletos en los denominados apagones digitales.

Otro ejemplo puede ser la moda, donde cada temporada cambia y muchas personas no quieren lo de etapas anteriores por causas como puede ser la publicidad.

Algunas empresas como Cash Converters o los reacondicionados de Amazon se han hecho inmensas simplemente con la compra/venta de productos de segunda mano.

Ventajas y desventajas de la economía circular

En resumen, la economía circular se basa en que estos productos no sean desechados por lo que es una gran ventaja.

A casi todos los productos se les puede dar otra vida útil o modificar ahorrándonos un montón de materias primas y residuos.

En mi opinión me parece una buena solución no sólo en cuestiones de medio ambiente, ya que muchos de estos productos seminuevos se encuentran en perfecto estado y son más accesibles para muchas familias que no pueden permitirse las “últimas actualizaciones del mercado”.

Por otra parte, opino que muchas empresas se lucran de manera muy ambiciosa de estas iniciativas y están creando un capitalismo verde que es una idea equivocada de la inicial.

Creo que la iniciativa es estupenda en cuanto a la reutilización de los productos, pero estoy muy en contra del aprovechamiento de las  grandes empresas y corporaciones.

La solucion a la reutilización de productos

No puede ser que modifiquen el mercado a su antojo destruyendo la idea inicial de economía circular.

Si tu vas a vender un producto que no utilizas a estas tiendas de segunda mano (sobre todo las grandes empresas) te ofrecen una miseria por los productos y ellos los revenden a precios desorbitados.

Posibles estafas de la economía «verde»

En experiencia personal me he encontrado productos seminuevos al mismo precio e incluso superior a los nuevos y eso no produce un incentivo a este tipo de productos.

No puedes vender un producto más de 500% más caro de lo que lo adquiriste al usuario que te lo ha vendido y encima te creas superior moralmente porque “estás contribuyendo a mejorar el planeta”.

Desde mi punto de vista debería de existir una mejor legislación de protección del consumidor y una mayor transparencia de cara a favorecer las compras de segunda mano en la que se facilite una información más relevante.

También creo que se debe ver desde un punto de vista menos negativo a los productos de segunda mano ya que la sociedad los interpreta como “sucios” o “viejos”.

Esto recae en una buena publicidad por parte de las empresas y el gobierno.

La economia sostenible

En definitiva, deberíamos avanzar hacia una economía circular en la que todos demos mejor uso a los productos y los recursos naturales.

Esto va a favorecer el estado del medio ambiente.

Debemos de tener en cuenta que muchas empresas se están lucrando con estas iniciativas y en mi opinión no están contribuyendo a la idea original de economía circular.

La economía circular debe favorecer la reutilización y proteger al consumidor siempre.

Actualmente aún queda mucho por aprender sobre este modelo económico y muchas ideas que pulir.

Volver a Medio Ambiente y sociedad.