Los riesgos de extinción del leopardo africano

El leopardo africano es una especie clave de varios países de la zona de África subsahariana ya que es una especie capaz de modificar el ecosistema.

El caso del leopardo es el de un superdepredador que controla la población de babuinos de esta zona.

Podemos definirlo como un depredador tope, ya que ninguna especie se encuentra por encima de él en la cadena trófica.

Características del leopardo africano

El leopardo africano (Panthera Pardus pardus) es una subespecie de leopardo que habita en el África subsahariana y se trata de la especie más conocida y mejor documentada de leopardo

La especie fue descrita por primera vez en 1758 por Linneo.

El leopardo africano, características

Una de las características de este leopardo es el dimorfismo sexual dónde los machos son mayores y con más pesaje que las hembras.

Al vivir en distintas zonas las poblaciones suelen tener distinta coloración en su pelaje.

Son animales muy rápidos ya que pueden alcanzar los 65 km/h.

Alimentación del leopardo africano

El leopardo es un superdepredador carnívoro y además es un excelente cazador.

Su capacidad de sigilo y camuflaje les permite capturar fácilmente un gran número de presas.

Tienen una variedad muy amplia en su alimentación (al menos 92 especies distintas) pudiendo cazar presas muy pequeñas y presas de gran tamaño como jirafas o antílopes.

En cautividad han sido alimentados con carne de caballo, de oveja y gallinas reaccionando positivamente.

En nuestro trabajo nos centraremos en una especie que es cazada por el leopardo que son los babuinos.

Si la población de leopardos disminuye los babuinos podrían incluso considerarse una plaga ya que no tendrían competencia en el hábitat.

como se alimenta el leopardo

Comportamiento del leopardo africano en el hábitat

Los leopardos son cazadores solitarios que solo se juntan a la población para reproducirse.

No tienen una época de cría definida y su madurez sexual se da entorno a los dos años de vida.

Una vez la hembra y el macho copulan sus caminos se vuelven a separar y las hembras buscarán una madriguera para criar a sus cachorros (entre 2 y 3 cachorros).

Hasta los 10 meses los cachorros no pueden valerse por sí mismos en la caza por lo que su madre les protegerá y alimentará hasta entonces. Ahí es donde se separarán del grupo volviendo a realizar el ciclo.

Normalmente son animales nocturnos y territoriales (sobre todo los machos) por lo que es fácil ver indicios de marcas de un territorio producidas por un leopardo.

Posibles competidores del leopardo

Pocos animales son capaces de enfrentarse a un leopardo, pero existen depredadores oportunistas como las hienas o los leones pueden atacarles y quitarles sus cacerías.

Árbol de Kenia

Existen especies de osos y perros salvajes africanos que también le ponen las cosas difíciles a los leopardos sin contar que los tigres comparten el mismo nicho ecológico.

Estado de conservación del leopardo africano

El leopardo africano se encuentra según la lista de la UICN en la categoría de “casi amenazado”.

El declive de población debido a cazadores furtivos y cambios en su ecosistema están produciendo que pronto se encuentre clasificado como especie vulnerable.

Es también un animal muy perseguido por la pérdida de ganado de la zona.

Su caza es un trofeo para muchos cazadores y en el caso de Tanzania podemos observar que solo les sirven los ejemplares machos.

Esto conlleva que pueda existir un efecto cascada nocivo sobre las poblaciones de leopardos.

Problemática de la extinción del leopardo

En el caso hipotético de que desapareciera el leopardo, los babuinos pasarían a ocupar el puesto de superdepredadores.

población de babuinos

La diferencia de estos es su comportamiento ya que al ser omnívoros y no tener competidores se alimentarían de todo tipo de alimentos provocando un conflicto humano por la destrucción de numerosos cultivos.

Podríamos estar hablando de una plaga ya que crecerían de manera exponencial.

La extinción en la economía

Aparte de la problemática moral de la desaparición de una especie emblemática existe también un grave desequilibrio económico.

No hace falta poner de manifiesto el dolor y la angustia sufrida culturalmente por todos y sobre todo para los amantes de la naturaleza y la biodiversidad por lo que me voy a centrar en lo que sufriría la economía de los países.

La economía de la áfrica subsahariana podría considerarse en vías de desarrollo a pesar de que en los últimos años ha mejorado bastante.

Cerca del 50% de la población vive situaciones de pobreza extrema sumado a la falta de medios y peligros de zonas como la sabana.

La mayoría de la gente que habita en esta zona basa su patrimonio en el sector primario.

Por ello si desaparece el leopardo la población de la zona deberá hacer frente sin apenas medios a la plaga de babuinos que puede surgir de esta extinción.

La problemática de la extinción del leopardo

Existen algunos problemas en cuanto a leopardos que atacan a cabezas de ganado, pero en el caso de los babuinos puede ser mucho peor ya que además destrozarán los pocos cultivos que puedan tener esta pobre gente.

Resaltar que la capacidad económica de estas regiones es muy baja y además tienen que luchar contra numerosas enfermedades por lo que es imposible que se puedan enfrentar a este hipotético problema sin sufrir grandísimos daños.

Posibles soluciones para evitar la desaparición del leopardo

  • Concienciar a la población de la zona sobre la especie para que puedan convivir con los menores problemas posibles.
  • Evitar y denunciar las actividades ilegales que afecten a la especie ya sean degradaciones de su hábitat como cazadores furtivos.
  • Elevar los niveles de protección
  • Promover la reproducción en cautiverio.
  • Restaurar los ecosistemas que estén dañados y que afecten directa o indirectamente al leopardo.
  • Crear patrullas anti-furtivos como se han hecho en el proyecto MYKE en contra de la caza de elefantes.

 

Más: Medio y sociedad.