Saltar al contenido

La huella de carbono y la ley 7/2021 de cambio climático

Huellas en la arena representando la de carbono

La deforestación, la destrucción de ecosistemas marinos, el aumento de la población y por su puesto el calentamiento global son las causas principales que originan el cambio climático.

En todas las causas nombradas interviene el ser humano, lo que supone variaciones climáticas a un ritmo muy superior al natural.

Los GEI o gases de efecto invernadero

Estas emisiones originan lo que se conoce como “Efecto invernadero”, un proceso por el cual, los gases de la atmósfera retienen radiación en forma de calor aumentando la temperatura de la Tierra.

Este proceso ocurre de manera natural el planeta por acción de emisiones volcánicas, emisiones marinas, incendios forestales y actividades de los seres vivos entre otros.

Se emiten gases como dióxido de carbono, óxido nitroso y metano.

Gracias a este efecto invernadero natural es posible la vida en la Tierra, ya que sino el planeta sería demasiado frío y por su acción, la Tierra mantiene una temperatura constante de 15ºC.

El problema es que la industrialización ha hecho que la concentración de los gases haya aumentado un 30% desde el siglo pasado.

gases emitidos a la atmósfera

Gases como el CO2, ozono troposférico (O3), oxido nitroso (N2O) y clorofluorocarbonos (CFC´s) se acumulan en la atmósfera como resultado de las actividades humanas, derivando en un aumento del calentamiento global.

Esto ocurre porque los gases acumulados frenan la pérdida de radiación infrarroja (calor) desde la atmósfera al espacio.

Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.

La ley 7/2021 es una de las leyes más importantes realizadas en materia de medio ambiente y viene a resumir lo siguiente:

  • Las Naciones Unidas han subrayado que existe una diferencia entre la senda real de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y las obligaciones asumidas por los Estados que forman parte del Acuerdo de París 2015 sobre cambio climático.
  • A la vez también recuerda las advertencias de los principales organismos financieros internacionales y la Comisión Europea de descarbonización con fecha límite 2050.
  • El IPCC señala la importancia de adoptar políticas públicas precisas y que se realicen inversiones bien orientadas para lograrlo.
GEI
  • La comunicación de la Unión Europea relativa al Pacto Verde Europeo (The European Green Deal) establece una nueva estrategia de crecimiento que tiene como finalidad hacer de la Unión Europea el primer continente neutro climáticamente en el año 2050.

¿Se conseguirá?

Previsión energética en España

La previsión es que la intensidad energética primaria de la economía española mejore anualmente en un 3.5% anual hasta 2030. Que la dependencia de energía del país se estima que descienda el 61% en el año 2030 como consecuencia de la caída de las importaciones del carbón y el petróleo.

Por eso se crea en España la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.

En la disposición final duodécima se habla de la huella de carbono y los planes de reducción de emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) de las empresas, los gases de efecto invernadero más importante son seis: CO2, CH4, N2o, HFCs, PFCs, SF6.

  • El Gobierno de España, establecerá la tipología de empresas con actividad en el territorio nacional que deberán calcular y publicar su huella de carbono, así, como los términos iniciales a partir de los cuales dicha obligación será exigible, su periodicidad y cualesquiera otros elementos necesarios para la configuración de la obligación.
  • Asimismo, las empresas que, conforme a lo dispuesto en el párrafo anterior, resulten obligados al cálculo de su huella de carbono, deberá elaborar y publicar un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Qué es la huella de carbono? Conceptos generales

El término huella está relacionado con los efectos ambientales indirectos y fue nombrado por primera vez en 1992 por William Rees y desarrollado por Mathis Wachernages en 1996, por lo tanto, es un concepto bastante novedoso.

huella de carbono en la nieve

Ambos introdujeron este término de “huella ecológica” como una medida agregada del total de los impactos ambientales relacionados a un producto, un servicio, un país o cualquier entidad.

Por lo tanto, se puede decir que la huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos de manera directa o indirecta por un individuo, organización, evento o producto.

Hay que tener en cuenta que la huella de carbono se puede calcular para una organización o un producto, en este articulo me centraré en la huella de carbono de una empresa.

La huella de carbono de un producto mide los GEI emitidos durante todo el ciclo de vida de ese producto: desde la extracción de las materias primas, pasando por el procesado y fabricación y distribución, hasta la etapa de uso y final de su vida útil.

Huella de carbono en la empresa. ¿Cuáles son sus obligaciones?

La huella de carbono es un parámetro utilizado para describir la cantidad de emisiones de GEI asociadas a una empresa, evento o actividad, o al ciclo de vida de un producto o servicio, de forma que se pueda determinar su contribución al cambio climático, expresándose en toneladas de CO2 equivalente.

Emisiones de las empresas

La medición de la huella de carbono crea verdaderos beneficios para las organizaciones al identificar las fuentes de emisiones de GEI de un producto.

Entonces para la compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero y la contribución a proyectos de sostenibilidad, se creó el registro de huella de carbono para las empresas.

Registro de huella de carbono en España

Hay solo cinco comunidades autónomas que lo han creado:

  • Cataluña: en 2015 de forma voluntaria
  • Andalucía: en 2020 de forma voluntaria, excepto para empresas que quieran participar en licitaciones públicas.  
  • Asturias: en 2021 de forma voluntaria
  • Islas Baleares. En 2022 y de forma obligatoria, a empresas con plantilla por encima de los 50 trabajadores o un volumen de negocios anual superior a 10 millones de euros (para el 30 de septiembre de 2022 deberán tener las empresas calculadas y verificadas sus emisiones)
  • Canarias: en 2022 de forma voluntaria

Existe un registro estatal del Ministerio, que recoge los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de GEI que genera su actividad y a su vez les facilita a las empresas a compensar parte o totalmente su huella de carbono, mediante una serie de proyectos forestales ubicados en territorio nacional.

Todas las huellas que se inscriben están acompañadas obligatoriamente por un plan de reducción, y son chequeadas de forma previa a su registro.

Cuando la organización se inscribe en el registro, recibe un certificado de inscripción y el derecho al uso de un sello distinguiéndose en él:

  • Nivel de participación de la organización en el Registro: si calcula su huella, si ha conseguido reducirla o si ha compensado toda o parte de ésta.
  • El año que corresponde a este nivel de participación

El sello de inscripción no tiene caducidad, aunque si se calcula par un periodo determinado de tiempo: un año en concreto, si se quiere conseguir un sello para otro año, deberá calcular e inscribir la huella de carbono de nuevo.

Sello de la huella de carbono
Sello de la huella de carbono

Huella de carbono corporativa

Esta se creó como una herramienta de gestión empresarial que permite implementar estrategias de reducción o compensación de emisiones.

Ésta calcula el indicador de impacto ambiental de la actividad de una empresa, teniendo en cuenta los recursos naturales consumidos en la producción o prestación de un servicio, así como la totalidad de GEI emitidos directa o indirectamente.

Para el cálculo hay que mencionar las diferentes metodologías desarrolladas como estándares de cuantificación de la huella de carbono.

Estándares de cuantificación de huella de carbono

  • Alcance 1: emisiones directas de GEI, que provienen de fuentes que son propiedad de la empresa o están controladas por ella. Ejemplo: emisiones provenientes de hornos, vehículos, calderas, etc. que son propiedad o están controlados por la empresa. Las emisiones directas de C02 provenientes de la combustión de biomasa no deben incluir este alcance, si no de manera separada. Al igual que las emisiones GEI no cubiertas por el Protocolo de Kioto.
  • Alcance 2: emisiones indirectas de GEI asociadas a la adquisición de electricidad. Las emisiones de alcance 2 se generan físicamente en la planta que produce la electricidad, pero la energía es consumida en las instalaciones y procesos de la empresa que calcula su huella de carbono. Las empresas pueden reducir su consumo de electricidad si invierten en tecnologías de eficiencia energética y aplicando medidas de ahorro de energía.
  • Alcance 3: las emisiones de este alcance son consecuencia de la actividad de la empresa, pero ocurren en fuentes que no son de su propiedad ni están controladas por ella. Ejemplo: extracción y producción de materiales adquiridos, transporte de combustibles adquiridos, etc.
emisiones de gases por las empresas

La huella de carbono por tanto permite medir las emisiones de CO2 y su análisis está basado en metodologías reconocidas internacionalmente que representan un estándar a nivel mundial.

Como calcular la huella de carbono.

A continuación, explico de manera breve y resumida el cálculo de la huella de carbono corporativa, hay bastantes métodos y normas para la medición de la huella de carbono pero todas llevan una serie de pasos:

  1. Seguimiento de las emisiones a través del tiempo
    • Elección de un año base: la empresa debe elegir un año base que tenga información de emisiones, y los motivos por el cual ha elegido ese año.
    • Ajustando las emisiones del año base: definir una política de ajuste de emisiones del año base y establecer de manera clara los fundamentos y el contexto para cualquier recálculo.
  2. Identificación y calculo de emisiones de GEI
    • Identificación de fuentes de emisiones de GEI:
      • Combustión fija: quemadores, turbinas, calderas, hornos, etc.
      • Combustión móvil: automóviles, trenes, aviones, buques, etc.
      • Emisiones del proceso: procesos petroquímicos, emisiones de PFC (en la fundición de aluminio), etc.
      • Emisiones fugitivas: tratamientos de aguas residuales, fugas, plantas de procesamiento de gas, etc.
    • Identificar emisiones de alcance 1: identificar las fuentes de emisión directas en cada una de las 4 categorías nombradas anteriormente.
    • Identificación emisiones de alcance 2: identificar emisiones indirectas derivadas del consumo de electricidad, vapor o calor adquiridos.
    • Identificación de emisiones de alcance 3: identificación de otras emisiones indirectas proveniente de las actividades, así como las emisiones asociadas a la manufactura realizada por terceros a cuenta de la empresa o subcontratada, arrendamiento o franquicias no incluidas en los alcances 1 y 2.
  3. Selección de un método de cálculo: el cálculo más común es mediante la aplicación de factores de emisión documentados. Los factores son cocientes calculados que relacionan las emisiones de GEI a una medida de actividad en una fuente de emisión.
  4. Recolectar datos de actividades y elegir factores de emisión: las emisiones de alcance 1 serán calculadas con base en las cantidades adquiridas de combustibles comerciales utilizando los factores de emisión publicados. Las emisiones de alcance 2 se calculan por el consumo medio de electricidad y de factores de emisión publicados por los proveedores de electricidad. Las emisiones de alcance 3 se calcularán primordialmente a partir de los datos de las actividades de la empresa, como el uso de combustible o los km recorridos por pasajeros, y factores de emisión publicados o de terceras partes. 
  5. Aplicar herramientas de cálculo: el uso de herramientas es recomendable, ya que han sido revisadas por expertos lideres industriales.
  6. Estructura de las herramientas de cálculo del Protocolo de GEI: en la Web de la Iniciativa del Protocolo de GEI (https://ghgprotocol.org/) se incluye una guía para medir y calcular los datos de emisiones.  También el MITECO tiene una calculadora para las emisiones de alcance 1 y 2. (https://www.miteco.gob.es/es/cambio-climatico/temas/mitigacion-politicas-y-medidas/calculadoras.aspx)

Importancia de la ley 7/2021 y la huella de carbono

La ley del cambio climático y transición energética cada día se tiene más en cuenta, ya que desde Europa se exige un cierto compromiso por parte de los países miembros para llegar o acercarse a los objetivos del Acuerdo de Paris de 2015.

La huella de carbono va a ser obligatoria de calcular en España para cierta tipología de empresas, aun no han publicado la lista, pero en este año debería estar, vemos que ciertas comunidades se han adelantado como las Islas Baleares, sacando las características de las empresas que tienen esa obligación en su territorio.

Industrias emitiendo gases

Hay que tener en cuenta que cada registro de huella de carbono lleva asociado obligatoriamente un plan de reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que hará que las empresas comprendan las implicaciones de contabilizar los cambios en sus emisiones de GEI a través del tiempo.

El plan de reducción según la ley de cambio climático deberá contemplar un objetivo cuantificado de reducción en un horizonte temporal de cinco años, junto con las medidas para su consecución. 

Las empresas pueden participar en compensar la huella de carbono, financiando un proyecto ambiental que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmosfera, también pueden compensar con las absorciones no generadas todavía de cada proyecto en una cantidad no superior al 20% de la estimación obtenida.

Si te interesa este tema te animo a leer el quinto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) dado que evidencia la necesidad e importancia de reducir las emisiones de GEI.