El Proyecto MIKE, la Monitorización de la caza ilegal de elefantes

Los primeros pasos del proyecto MIKE fueron hace relativamente poco a pesar de la intensa caza ilegal de elefantes a lo largo de la historia.

La historia del proyecto MIKE

El comienzo de la realización de un programa para la defensa de elefantes en el convenio CITES se produjo en la décima reunión de las partes (1997), en la que se estableció la resolución conforme 10/10 (comercio de especímenes de elefantes).

Justamente después, se comenzó a promover MIKE incluyendo a la mayoría de especies de elefante en el apéndice I del CITES.

el proyecto MIKE contra el furtivismo
El proyecto MIKE contra el furtivismo

Dos años más tarde se produjo la 41 reunión del comité permanente de CITES en febrero de 1999 (GINEBRA) y el proyecto MIKE fue finalmente ratificado y aprobado.

En el año 2000 tuvo una revisión y se amplió la resolución 10/10 con la finalidad de complementarla a los procesos de observancia gestión y protección al igual que fomentar la capacidad de los estados en el área de distribución.

En el Convenio de las Partes 12, se planteó el funcionamiento de MIKE de tal manera que una vez desaparecieran los fondos externos, el programa siguiera funcionando basándose en la economía de cada país en el que fuera afectado.

La financiación para este proyecto está gestionada por el convenio CITES pero obtenida a través de UICN, la unión europea, US fish and wildlife service, China y UK.

Los objetivos del proyecto MIKE contra la caza de elefantes

La finalidad de MIKE es proporcionar a los Estados del área de distribución del elefante la información necesaria para que adopten las decisiones adecuadas en materia de gestión y observancia.

Y fomenten su capacidad institucional en los Estados del área de distribución del elefante en pro de la gestión a largo plazo de sus poblaciones de elefantes.

protección de los elefantes

Como objetivos principales de este programa se designaron tres:

  • Medir los niveles y tendencias de la caza ilegal de elefantes.
  • Determinar los cambios y tendencias a lo largo del proceso.
  • Averiguar qué causas o causas asociadas crean este cambio y si van ligadas las medidas tomadas por CITES.

Cabe destacar distintos factores como, por ejemplo, la ecología, distribución de las poblaciones de elefantes, contacto con el ser humano.

La fase piloto del proyecto MIKE

La fase piloto se inició en 5 regiones (Congo, Camerún, Gabón, CAR y DRC). las bases de la fase piloto son las siguientes:

  • Obtener apoyo de los países ya descritos
  • Desarrollar métodos de análisis y trabajo de campo.
  • Producir colecciones de datos y encuestas de campo, LEM.
  • Crear módulos de entrenamiento.
  • Crear objetivos del proyecto y un presupuesto
  • Comenzar la preparación del personal de campo MIKE
  • Proporcionar una evaluación de la capacidad creada y los resultados obtenidos durante esta primera fase

La evolución en la lucha contra la caza de elefantes

Mike se basa entre otros aspectos en la recopilación de casos de muertes de elefantes.

La tendencia general del furtivismo en África es cuanto menos preocupante.

caza ilegal de elefantes

Hasta 2017 el número de cuerpos encontrados por caza furtiva fue de 17791 elefantes según las estadísticas presentadas en el informe de Cop18.

Las estadísticas muestran una tendencia oscilante hasta llegar a 2011, donde el número de furtivismo tuvo su punto más álgido.

Desde 2011 la tendencia ha sido a la disminución del furtivismo, pero aun así no se ha llegado a los niveles previos a 2011.

La situación de MIKE en África varía mucho de unas zonas a otras del continente.

Podemos dividir África en cuatro sectores y tratarlos de manera individual para verlo de una manera más clara.

Si tratamos la evolución por sectores podemos observar dos situaciones principales.

Regiones africanas en las que actúa MIKE

Sur y este de África

  • Sur: Las tendencias en África del sur son las más sostenibles dentro del programa.

Desde el 2003 hasta 2017 el número de cuerpos encontrados por caza furtiva fue de 5730 cuerpos.

No se llega a sobrepasar el nivel de sostenibilidad excepto en 2011.

El mismo año en Niassa National Reserve en Mozambique se encontraron 85 cadáveres de los cuales 75 fueron por causas furtivas.

Aproximadamente el 4% de la población murió por el furtivismo en esta zona.

  • Este: Las tendencias en el este de África son menos estables.

Desde el 2003 hasta 2017 el número de cuerpos encontrados por caza furtiva fue de 8059 cuerpos.

la lucha contra los cazadores furtivos
La lucha contra los cazadores furtivos es muy compleja

En 2011 en la reserva natural de Selous en Tanzania de los 244 cadáveres encontrados el 65% fueron debido a la caza furtiva.

En Ruaha Rungwa National Park hubo 464 cadáveres de los cuales dos tercios eran por caza furtiva por lo que se acabó con un 7% de la población de elefantes en 2011.

Oeste y África central

  • Oeste: La situación es muy oscilantes teniendo dos grandes picos, en 2008 y en 2014.

Esta situación es debido a la fragmentación de las poblaciones de elefantes, factor que acentúa la muerte de estos paquidermos.

Las poblaciones de elefantes con menos de 200 integrantes tienden a morir en pocas décadas.

Desde el 2003 hasta 2017 el número de cuerpos encontrados por caza furtiva fue de 739 cuerpos

  • Central: África central es la zona con mayor furtivismo de África.

Esto es debido a las situaciones inestabilidad política y conflictos armados en el territorio africano central.

Desde el 2003 hasta 2017 el número de cuerpos encontrados por caza furtiva fue de 3263 cuerpos

El peligro de la caza furtiva de elefantes

Estos datos que te hemos aportado son solamente de las zonas MIKE.

Si añadimos las estadísticas tomadas por “The Great Elephant Census” y por las estimaciones de NIAP´s encontramos que desde 1980 han perecido unos 415000 elefantes.

lucha contra la caza de elefantes

Anteriormente a 1980 el nivel de furtivismo era mucho más agresivo que el actual llegando a estimarse pérdidas anuales de 10000 elefantes.

Según los datos recogidos por ETIS (Elephant trade information system) en 2016 se incautaron 40 toneladas de marfil, siendo esta la cifra más alta recogida hasta entonces.

Según John Scanlon (secretario general) Esto se puede deber al gran esfuerzo llevado por las fuerzas aduaneras y de seguridad en la incautación de marfil y persecución del furtivismo. Cerca de 170000 productos derivados de los elefantes se han incautado desde 1989.

Desde la Cop 17, EEUU cerró el mercado nacional de Marfil, UK y China anuncio el cierre del mercado en un plazo determinado.

Además, debemos añadir que el precio del marfil en 50 años ha bajado un 50%.

Estas estrategias adoptadas están consiguiendo la disminución del furtivismo para la obtención de marfil

La lucha contra el furtivismo y el comercio ilegal de marfil

El desarrollo de LEM (Field data collection) ha ayudado a mejorar el sistema de monitorización, defensa y recolección de fondos.

Este sistema de datos es empleado por los parques a la hora de desarrollar las técnicas anti furtivas (Antipoachers) para contratacar de manera directa a los furtivos.

comercio ilegal de marfil

El desarrollo de estos grupos marcó un punto de inflexión a la hora de la conservación.

Se opto por la formación de grupos armados en las guarderías de los parques para evitar la acción de furtivos en las “zonas Elefante”.

Es un ejemplo de las tomas de decisiones que se han tenido que emplear para mantener las poblaciones de elefantes en estas zonas.

Actualmente MIKE opera tanto en África como en Asia en 96 reservas de elefantes.

Trabajan junto a NIAPs (National Ivory action plan) para cerrar el mercado del marfil en un futuro cercano.

Más información sobre el comercio ilegal (PNUMA).

Volver a Cuidaelmedioambiente.